La apacible imagen de quien mira al infinito

La apacible imagen de quien mira al infinito 2 (2)No había nadie más en el parque. El calor del mediodía arremetía en plena calle, pero a él no le preocupaba porque la sombra de un framboyán lo amparaba: era suficiente. No hablaba con nadie, solo miraba al infinito. Tal vez recordando el pasado o en busca de un remedio a los problemas… quizá meditaba, se asía a las altas ramas desde el banco o depositaba sus sueños en las flores rojas del árbol.

La apacible imagen de quien mira al infinito 2 (1)

A TRAVÉS DEL TIEMPO

Convento de San Fco de Asís Tdad

Un símbolo de la ciudad de Trinidad, el Convento de San Francisco de Asís, hoy Museo Nacional de la Lucha Contra Bandidos… justo en el terreno se erige el parque donde reposa el protagonista de la foto de esta semana.

About these ads

10 comentarios el “La apacible imagen de quien mira al infinito

  1. Dr.Mario Alberto Triana Estrada dice:

    De este sitio lindos recuerdos , pero es verdad carli mirar al infinito merece la pena , recuerdas momentos alegres y tristres , pero tambien agregas muchas cosas a tu proyecto de vida , un abrazo a todos

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dice:

      Mirar al infinito nos alivia mucho, Mayi. Cuando miré a este anciano recordé mucho el poast que escribiera en la Isla nuestra de cada día sobre las nubes: ese es mi oasis en el cielo. Ahí también yo, como el anciano, deposito mis alegrías y trsitezas, mis soledades y siempre me pregunto si al menos una persona en todo el mundo piensa en mí en ese preciso instante… Un beso para ti de parte de todos nosotros.

  2. Mayra dice:

    Hola Carli, la imagen de los ancianos sentados en el banco de un parque siempre me hace sentir ternura y también un poco de tristeza. No obstante, en ese parquecito tan lindo, a la sombra de los flamboyanes, hasta yo me sentaría a ver las horas pasar!
    Besos y buen domingo!

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dice:

      También despiertan en mí esos sentimientos cuando admiro estampas tan cotidianas como esta, Mayra. Ayer mismo, en la noche, estaba sentado en ese parque mientras esperaba hubiese una mesa libre en el Café Don Pepe y la tranquilidad de ese parque es única… lástima que esté tan poco iluminado… Un beso y feliz domingo. Gracias por estar.

  3. Manel dice:

    No nos vamos a engañar¡¡ yo me veo reflejado en esa persona, ¿quien no? ¿quien no necesita sentarse de vez en cuando a poner su vida en orden? ¿en los problemas que nos acucian dia a dia? ¿ a pensar en lo que paso? ¿a pensar en los anhelos que uno tiene? Y que mejor que hacerlo a la sombra de un arbol o al calor del sol o mirando las nubes que nos pasan en ese momento delante de nuestra mirada, perdida en el tiempo y en el espacio.Magnifica fotografia Carli, como siempre me haces reflexionar y pensar ,como decia Serrat en una de sus canciones, en esas pequeñas cosas, Feliz dia¡¡

  4. Héctor Jesús dice:

    Hola Carli , creo que aveces mirar al infinito, nos evade de los problemas cotidianos y a su vez nos transporta a lo imaginario, lo que queremos en ese momento, o simplemente lo que no queremos .!!!!
    Gracias por la foto del convento de San Fco. de Asís, nunca había visto esa calle sin estar empedrada.

  5. maria perez mena dice:

    Es muy relajante, muy bueno poderse sentar asi bien en un banco, bien en el campo……. pensar, imaginar, dejar volar nuestra imaginacion, eso te hace sentir libre. Gracias Carlos por transportarme a ese lugar que sin duda debe ser muy bonito. Un abrazo y que tengas una excelente semana

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dice:

      Gracias a ti, María, por no desistir en comentar en Lente Compartido, aun cuando yo demoro casi una semana en responder… es un placer que estas imágenes despierten buenos momentos y te trasporten a este sitio paradisíaco que es mi Trinidad, sobre todo este parquecito…
      También yo cuando me siento en esos bancos, o en otros de la ciudad de Villa Clara cuando estoy en la Universidad, deposito mis sueños… también yo miro al infinito. Un beso. Gracias por estar siempre.

  6. realroca dice:

    Gracias amigo, me gusta tu blog, por la sangre me corre Trinidad y veo que tu también padeces en hora buena lo mismo. Un abrazo y muchas gracias…

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dice:

      Muchas gracias, bendita enfermedad esta que tenemos de adorar a Trinidad, verdad? Aquí te espero cuando gustes. Este espacio pretende hacer de los domingos una jornada más especial, a través de la fotografía. Un abrazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s